lunes, 31 de agosto de 2015

A Messi (el hamster) por Hannah

Desde el día que te vi
tu te acercaste a mi,
vi con mis ojos
esos tus juguetones ojos rojos.

Aunque dormilón y mordelón fuiste
yo nunca hubiera dejado irte.

Dulce como un chocolate,
pero grande como un elefante,
travieso y sociable,
así fue mi lindo hamster.






1 comentario:

  1. Qué suerte...un hamster al que le dedica su dueña un poema.
    El Messi más afortunado y engreído del mundo.
    Besos.

    ResponderEliminar