lunes, 18 de julio de 2016

Una invitación a decir que SI

Hace cuanto que no iba a un matri? Ya había perdido la cuenta...

Cuando recibí la invitación al matrimonio de mi Gis me alegré muchísimo, porque es, sin duda alguna,  la  celebración del año, y no por la fiesta ni la comida ni el baile, es  único porque Gis es una chica extraordinaria ... porque todos los que nos consideramos sus amigos por muchos años, hemos visto su evolución como mujer, como amiga y profesional. Su gran corazón, su capacidad por superar grandes obstáculos, por soñar en grande, ser paciente, y salir airosa de situaciones complicadas,  eso y mucho más la hacen una gran persona.  Ella y nosotros estamos listos para festejar su gran salto hacia la aventura del matrimonio.

¿Pero qué hacía tan especial este evento para mi?
Para empezar es un claro ejemplo de madurez, de un aprendizaje duro e intenso entre risas y lágrimas sobre uno mismo, de toma de decisiones hermosas para llegar a ser quien es hoy: una inspiración de ser humano que sabe lo que quiere y hacia donde va. Y lo más importante: el decir SI a ser feliz, SI al gran compromiso con ella misma de vivir al máximo, SI a disfrutar al 100% esta nueva experiencia, SI a reconocer que el amor es una fuerza libre y a veces incierta. Díganme si no es una valiente?

"El que no arriesga no nada, ni pierde ni gana, ni sufre ni ama." Pablo Arribas

Bueno, ahora a lo mas banal, solo detalles, el conflicto  de sólo algunas mujeres solteras, "¿El qué me pongo?" y lo que es peor "¿A quién llevo?" misma adolescente con stress por su fiesta de promoción... Qué gracioso: a estas alturas de mi vida tener una situación parecida  a la de 25 años atrás...

El qué me pongo lo resolví una mañana mirando  tiendas ("sin compromiso caserita") con una de mis mejores amigas... (el tema de ropa siempre lo he tenido mas claro que otras cosas), lo segundo, era opcional, es decir tenia dos alternativas: o voy sola y me divierto sin pareja, o, me rompo la cabeza pensando a quién podía llevar. Pero eso es ya otro tema...

Millones de gracias Gis por compartir tus sueños!













No hay comentarios:

Publicar un comentario