domingo, 20 de marzo de 2016

La mala costumbre de no poder decir NO

A veces cuando lo pienso bien,  y me pregunto ...
por qué decir siempre "si puedo", "claro, yo lo hago",
por qué mi madre me lo inculcó?
por miedo? por agradar a los demás?
qué de malo hay si digo que NO cuando quiero decir NO
cuando es bueno decir NO rotundamente y cuando decir SI?

NO puedo contestarte ahora tengo que pensarlo
NO lo haré, NO tengo tiempo
NO me parece, que lo haga otra persona
NO es justo,,. NO, NO, NO

por quedar bien con todos? por sentir que soy capaz de hacer todo lo que me piden?
dónde está el límite?
haga lo que haga no podré agradar a todo el mundo, eso ya lo entendí
Cuántas veces acepto cosas y me cargo con responsabilidades que no me ayudan a avanzar, "SI claro que yo lo hago, SI no te preocupes", vaya que es peligroso el bendito SI

Y otra vez lo pienso, dentro de mi está la respuesta ... El NO existe y es tan válido como el SI...
basta de insistir con la misma fórmula, vamos a asumir con pasiòn que es lo importante para mi, qué me hace realmente feliz, qué me hace sentir libre...

estoy en el proceso de aprender a decir NO, a tomar la decisión de decir NO... qué mágico...


No hay comentarios:

Publicar un comentario